Privilegios de los carreteros yangueses en 1347

18/12/1347: El 18 de diciembre de 1347, el rey Alfonso XI quiso reconocer a los yangüeses por unos servicios prestados que no conocemos y compensarles por ciertos sufrimientos que tampoco sabemos. Para ello, les concedió la exención de portazgo y el almojarifazgo a los carreteros de la Comunidad de Yanguas, salvo en Toledo, Sevilla y Murcia, lo que viene a significar que salvo en esos lugares el transporte de sus mercancías no estaba sujeto a ese tipo de impuesto local.

Vista aérea de Yanguas

Vista aérea de Yanguas

No sabemos los sufrimientos citados pero probablemente deban guardar relación con la decisión del rey unos años antes de segregar esta villa y su Tierra del Señorío de Cameros haciendo de ella una posesión real lo que llevó a su anterior propietario, Juan Alfonso de Haro, a saquear la zona que había sido suya, “matando et quemando et violando” por lo que fue apresado y ejecutado.

Este derecho real de portazgo favoreció un gran impulso económico pues como los arrieros yangüeses se ahorraban aquel impuesto, muchos de sus vecinos se dedicaron a esta actividad que se convirtió en fundamental para la base de la economía de Yanguas. Existió un camino desde la Mancha a Andalucía llamado “Camino de los Yangüeses” y que sería aquel en el que don Quijote tuvo el desagradable encuentro con los yangüeses que narra Cervantes en el Capítulo XV de su más famosa obra.

Yangueses-y-don-Quijote-en-la-Ilustracion-Espanola

En Yanguas, también se dedicaron a la ganadería de ovejas merinas al ser tierra muy favorable para su cría y ambas actividades económicas favorecieron el desarrollo de una industria pañera que propició una época de oro en Yanguas.

Pese a las ventajas fiscales no todo fue fácil pues la reivindicación de este derecho fue causa de algunos problemas. El impuesto del portazgo de las mercancías suponía unos importantes ingresos para los concejos castellanos a los que no querían renunciar por lo que en numerosos casos los concejos –a sabiendas de que no tendrían amparo legal– los exigían, motivo que llevaba a los de Yanguas a acudir en repetidas ocasiones a los tribunales de justicia que siempre sentenciaron a su favor.

Este ejemplo y otros que ya hemos visto en otras ocasiones nos hace comprobar como las ventajas fiscales en zonas pobres y deprimidas lograron asentar su población. Nos resulta imposible dejar de comparar esas situaciones con la que acontece en la actualidad en la provincia de Soria lo que nos lleva a reflexionar si hoy serían posibles esas medidas ¿Vosotros qué pensáis..?

NOTA: TEXTO Y FOTO TOMADOS DE DIARIO DE LA HISTORIA SORIANA (Facebook de Amigos del Museo Numantino), donde informan: “La imagen corresponde a una fotografía existente en el Ayuntamiento de Yanguas donde los Amigos del Museo Numantino hemos sido gentilmente atendidos en las ocasiones que hemos visitado la villa”.

Anuncios

Gracias por participar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s